Servicio Veterinario de Cirugía con Control del dolor

Una parte importante en la cirugía general veterinaria es el control del dolor postoperatorio, fundamental para mejorar la calidad de recuperación y disminuir complicaciones en la hospitalización.

Nuestros profesionales observarán cualquier posible síntoma de dolor tras la operación en el animal, además de administrar calmantes o analgésicos si fuese necesario.

Los animales sufren dolor de una forma y en un grado muy similar a de los humanos, pero no pueden mostrar este malestar de una manera evidente cómo las personas, de ahí que necesiten más atención del profesional que observará aspectos como:

  • Inmovilidad
  • falta de apetito, sed
  • irregularidad en orines y defecaciones
  • muerde o lame la herida o vendaje
  • gestos de orejas y cola agachados
  • permanecer tumbado sobre la zona operada